Martes, 14 Agosto 2018

Crear PDF Recomendar Imprimir

A LA COMUNIDAD UNIVERSITARIA Y OPINIÓN PÚBLICA EN GENERAL

SINDICATO NACIONAL ASOCIACIÓN NACIONAL DE PROFESIONALES ADMINISTRATIVOS DE LA UNIVERSIDAD DE ORIENTE. (ASPUDO).


La Junta Directiva de ASPUDO, manifiesta su inconformidad, con el deficitario ajuste salarial que fuera anunciado el día de ayer martes 3 de abril de 2018 por parte del Ejecutivo Nacional para el sector Universitario, como es público notorio y comunicacional, Venezuela está inmersa en una espiral hiperinflacionaria sin precedentes en la historia Republicana del País, que ha generado el descalabro de todas las clases sociales hacia la pobreza y pobreza extrema, sumiendo a los trabajadores en un deterioro permanente y desatado de su calidad de vida, al que el sector universitario no ha escapado, son innumerables los casos de renuncias de trabajadores pues el sueldo no alcanza para cubrir los más mínimos y elementales requerimientos de alimentación, salud, educación, recreación y todo cuanto derecho humano es necesario para tener una vida digna y decorosa, cónsona con los estándares de vida a que todo trabajador tiene derecho. En tal sentido, se hace necesario que el Gobierno Nacional de cumplimiento a los postulados del artículo 91 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela del año 1999 que establece:


“Todo trabajador o trabajadora tiene derecho a un salario suficiente que le permita vivir con dignidad y cubrir para sí y su familia las necesidades básicas materiales, sociales e intelectuales. Se garantizará el pago de igual salario por igual trabajo y se fijará la participación que debe corresponder a los trabajadores y trabajadoras en el beneficio de la empresa. El salario es inembargable y se pagará periódica y oportunamente en moneda de curso legal, salvo la excepción de la obligación alimentaria, de conformidad con la ley”.


En los actuales momentos, tal derecho está siendo vulnerado, pues el Estado venezolano no cancela sueldos y salarios suficientes para cubrir la canasta básica alimentaria y otras necesidades elementales de la familia universitaria, más aún, incumpliendo con beneficios laborales de larga data contraviniendo los principios de progresividad e intangibilidad de los derechos laborales, es así como hasta la presente fecha no se ha homologado la III CCU, la cual esta por demás indicar, fue superada ampliamente por el proceso hiperinflacionario del País lo que ha generado la pérdida vertiginosa de la calidad de vida de los trabajadores universitarios y de todos quienes hacemos vida en las universidades Nacionales, los cuales nos encontramos desasistidos por un sistema de HCM que verdaderamente cubra los percances de salud que eventualmente pudiera ocurrirle a algún miembro de la familia, entre otros.


Por ello, es nuestra obligación legal elevar nuestro más contundente rechazo al monto de ajuste salarial que fuera anunciado para el sector universitario por considerarlo absolutamente deficitario para que el trabajador universitario pueda cubrir sus más elementales necesidades para vivir dignamente, así como la inconsistente política económica implementada en el país


Finalmente, solicitamos que se dé cumplimiento a los postulados consagrados en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y se efectúe un ajuste salarial que verdaderamente cumpla con las previsiones del artículo 91, como derecho fundamental de todo trabajador venezolano.


En Cumaná a los cuatro (4) días del mes de abril de dos mil dieciocho (2018)


La Junta Directiva


Av. Gran Mariscal - Edif. Rectorado - Cumaná - Venezuela
Teléfono: +58 (293) 4008158
RIF: G-20000052-0

DEL PUEBLO VENIMOS / HACIA EL PUEBLO VAMOS